Pies y manos

Consiente a tus pies y manos en esta primavera

La primavera sin duda alguna es una de las temporadas que podemos sacar más provecho: presumir nuestros pies y manos es un ejemplo. Por esta razón, se vuelve casi una obligación mantenerlos bellos y arreglados. Manos y pies son la clave para una buena imagen personal, de lo contrario pueden ser la peor carta de presentación de una mujer. Dime como son tus manos y pies y te diré quien eres… ¡Manos y pies al rescate!

Las manos y pies son un espejo de nuestro cuidado personal, es muy importante que luzcan atractivos. Imagina que impresión da una mujer con el barniz de las manos descarapelado o con pies resecos. Evita que seas tú a la que critiquen y aplica los cuidados básicos.

Uñas

Las uñas requieren limpieza diaria; todo lo que tocamos no está completamente limpio, provocando que la suciedad se acumule en las uñas, remueve la mugre mientras te laves las manos o pies con un cepillo, nunca con la punta de las tijeras o cortauñas porque puedes dañarte.

Procura limarlas en lugar de cortarlas, las mantendrás más sanas. Pero si prefieres cortarlas deberás darles forma: primero de un lado, luego del otro y hasta el último en el centro para posteriormente limarlas, en cambio las uñas de los pies córtalas en forma cuadrada, evitarás sufrir las dolorosas “uñas enterradas”.

Piel

Para mantener la piel sana de pies y manos es indispensable tener cuidados básicos como: hidratación y exfoliación.

Pies

  • Cuando te bañes, tállalos con detenimiento entre los dedos, planta y talón. Sécalos perfectamente antes de ponerte los zapatos.
  • Relájalos metiéndolos en una tina con agua y jabón, agrega un aceite especial y sumérgelos por 10 minutos.
  • Deshazte de los zapatos que te incomoden, son los culpables que los pies presenten callosidades.
  • A nadie le hace mal un pedicure al mes, date ese lujo porque tus pies lo merecen.

Manos

  • Las manos necesitan un plus de hidratación porque están más tiempo en contacto con el ambiente. Por eso te recomendamos siempre traer contigo una crema humectante y aplícala continuamente durante el día.
  • Exfólialas de manera rápida y sencilla: Con azúcar y gotas de jugo de limón, funcionará como exfoliante.
Sigue estos pasos y notarás la diferencia.

 




Hay 1 comentario

Añadir más

Publicar un nuevo comentario