LimpiezaFacil

Limpiadores faciales: Descubre cuál es el tuyo

Nuestra piel sufre diariamente distintos daños provocados por la contaminación de la ciudad, la exposición al sol y, otros factores, por lo que es necesario tener una rutina de limpieza.

En estos tiempos ya no es suficiente limpiarnos el rostro con agua y jabón, actualmente existen limpiadores faciales que son mucho más eficientes y que ayudan a regenerar la piel de nuestra cara. Sin embargo, lo que no muchas personas saben, es que existen para cada tipo de piel. Por eso a continuación, te decimos la variedad de limpiadores y cual deberás utilizar.

Tipos de piel

Antes de elegir cualquier limpiador, deberás conocer el tipo de piel que tienes, para que el resultado sea más efectivo y éste no cause daños.

Piel normal

Sin duda alguna la piel perfecta, en ella la suavidad y frescura son notorias, no existen poros obstruidos, no es brillosa. A simple vista luce saludable.

Piel grasa

Una de las pieles más comunes, se caracteriza porque la zona T (frente, nariz y barbilla) tienen mucho brillo, los poros abiertos son visibles, el maquillaje tiene poca duración e incluso pueden salir con frecuencias pecas y manchitas.

Piel seca

En este tipo de piel, la descamación se hace presente y existe una sensación de estiramiento, además de picazón. La irritación dice presente, y las lineas de expresión se hacen más notorias a diferencia de otras pieles.

Piel mixta

Como su nombre lo indica, es medio grasa y medio seca. La zona T brilla, pero el contorno y las mejillas lucen deshidratadas.

Limpiadores

Ahora que ya identificaste tu tipo de piel, es momento de elegir tu limpiador. En el mercado existen una amplia gama de productos, pero deberás elegir en indicado de acuerdo a tus nececidades.

Antes que nada, recuerda que es importante lavar mínimo dos veces al día tu rostro, para eliminar impurezas y bacterias.

Si tu piel es normal, puedes elegir casi cualquier limpiador; te recomendamos uno con vitamina E para que la piel de tu rostro se mantenga sana y bella.

En cambio, si tu piel es grasa, deberás lavar tu rostro tres veces al día o las que el especialista indique, no excedas el número de veces, porque puede resultar perjudicial y provocar que se duplique la cantidad de sebo.  Tu limpiador ideal sería una espuma facial que no obstruya los poros. Evita productos que contengan manteca de cacao, canela y coco.

Para las pieles secas, se recomienda lavar el rostro dos veces al día. Durante las mañanas aplica protector solar. El limpiador adecuado para éste tipo de piel es el que tiene aceite de semilla de uva, porque ayudará que tu piel no se deshidrate.

 

 

 

 

 




No hay comentarios

Añadir más