Desarrollo feliz

Aprende cómo distraer a tus hijos con juegos caseros

Distraer a tu hijo mientras realizas otras actividades en casa, es uno de los retos más importante de cualquier madre. Sobre todo si debes trabajar desde la comodidad de tu hogar y dedicar tiempo a escribir, con tu hija de dos años insistiendo en que es hora de prestarle atención, porque ella quiere que solo estés allí para ella.

Lo bueno es que la ciencia siempre está presente para ayudar a quien lo necesita, en está oportunidad puso en bandeja de plata los juegos sensoriales, se trata de una herramienta que se utiliza para estimular los sentidos de los niños en función de desarrollar habilidades y destrezas.

Pero la mejor noticia de todas es que con objetos que tienes en casa los puedes construir e incluso involucrarlos en el proceso. A continuación te dejo tres opciones que yo probé con Irina y me resultaron maravillosamente oportunos.

Preparando la diversión

Dos juegos caseros para distraer a tus hijos

1.- Masa mágica: los niños siempre están interesados en conocer las texturas, no en vano cuando van creciendo el sentido del tacto es uno de los más utilizados; primero tocan y luego se lo llevan a la boca !CUIDADO!. Por eso preparar una masa con maicena y agua, es maravilloso para ellos.

Necesitarás:

  1. Una taza de maizena
  2. Agua

Lo interesante de eso es que los pequeños se adentrarán en el mundo del sólido y líquido, además, si te involucras en el juego, pasarán un rato divertido. Une los dos ingredientes y deja que el bebé lo haga contigo; lo mágico de esta preparación, es que cuando todo se compacta y haces presión en la mezcla, esta se pone dura, pero luego, se ablanda.

2.- Maracas para la música: si tu pequeño todavía es un bebé, es decir, no puede experimentar con muchos objetos, apuesta por su sentido del oído. Para ello puedes construir unas maracas.

Necesitarás:

  1. Botellas de plástico
  2. Arroz

Cuando me tocó armar este juego para mi hija, le dejé al padre la tarea de lavar bien las botellas de refresco (plásticas y vacías), luego las llenó con granos de arroz (que los puedes pintar utilizando colorante natural para tortas) y posteriormente vaciar en los envases. Una vez estén dentro, debes sellar bien la botella para que el arroz no se salga.

OJO: no debes poner mucho arroz, porque no se moverán en la botella

Prueba estas herramientas y me cuentas qué te pareció, puedes escribir a través de Facebook, Instagram, Google+ y Twitter




No hay comentarios

Añadir más