recetas-almendras

Te regalo 2 recetas con almendras ¡Fitness!

Desde que el movimiento Fitness se adueñó del estilo de vida de las personas, las recetas de comida comenzaron a tomar otro rumbo y sentido. La harina, los carbohidratos y las grasas están fuera de la lista de quienes decidieron comenzar a comer sano.

Como yo no me quedo atrás con esta revolución del Fitness, me puse al día con un par de recetas con almendras que, déjame decirte, se ven deliciosas y saludables porque este fruto seco cuenta con muchos beneficios.

¿Por qué la almendra?

Antes de darte deliciosos postres, platos y hasta bebidas que puedas hacer con las almendras, es importante que conozcas los beneficios de ella.

Es una de las pocas fuentes de proteínas vegetales que contiene arginina, un aminoácido esencial para los niños. Además cuenta con una cantidad notable de fibra soluble, que es ideal para los movimientos intestinales y para hacer que te sientas satisfecho.

Pero eso no es todo, la almendra también es rica en proteínas (19 g/100 g), cantidad similar a la de la carne.

Ahora si, lo prometido es deuda, prepara deliciosos bocados a base de este fruto seco.

Recetas con almendras

1. Almendras ahumadas

Almendras-ahumadas

Este bocado es delicioso con él puedes pasar un rato, servirlo de pasa palo o sentarte en el sofá de tu casa a ver películas con tu novio y ¿sabes qué? Solo tiene 200 calorías.

Ingredientes:

4 1/2 tazas de almendras crudas 1 cucharada de aceite de coco Salsa de soja 2 cucharaditas de bajo contenido de sodio 2 cucharadas de orégano secado 1 cucharadita de ajo en polvo 2 cucharadas de pimentón ahumado Sal marina fina, media cucharadita

Preparación:

  • En dos bandejas de aluminio forradas con papel de aluminio, añade las almendras y coloca el horno a 350 grados durante unos 8 minutos. Luego de calentar, bájala a 300 grados.

  • En un tazón grande, agrega el aceite de coco derretido, salsa de soja, orégano seco, 1 cucharada de ajo en polvo, 1 cucharada de pimentón ahumado y almendras. Mezcla para cubrir uniformemente.

  • Almendras recubiertas: divide entre las bandejas. Coloca en el horno durante 12 minutos, revuelve e intercambiar bastidores después de 6 minutos.

  • Retira del horno y sazona con pimentón, el ajo en polvo y la sal del mar. Mezcla para cubrir. Sirve y adorna con una rodaja de naranja.

2. Pollo con cubierta de salsa de naranja y almendra

Recetas-con-almendras

Ingredientes:

1 naranja 2 claras de huevo 4.3 taza (175 ml) en rodajas de almendras, picadas Media cucharadita (2 ml) de sal Media cucharadita (2 ml) de pimienta recién molida negro Un cuarto de taza (50 ml) de harina 4 piezas en rodajas finas pechuga de pollo sin piel (alrededor de 1 libra, 454 g) 2 cucharadas (30 ml) de aceite de oliva virgen extra 2 cucharadas (30 ml) de jugo de limón fresco

Tiempo activo: 25 minutos Tiempo total: 35 minutos

Preparación:

Precalienta el horno a 450 ° F (230 ° C). Diez minutos antes de que esté listo para cocinar el pollo, coloca una bandeja para hornear en el horno a precalentar.

Corta la parte superior e inferior fuera de la naranja y déjala de la forma de la fruta, solo debes quitar la concha y comienza a rayarla.

En un plato hondo, bate la clara de huevo hasta que estén ligeramente espumosas. En un plato hondo grande o en un plato, combina la ralladura de naranja, almendras y un cuarto de cucharadita de cada sal y pimienta. Pon la harina en un plato grande.

Retira la bandeja del horno previamente calentado y cubre con aceite.

Sumerge cada pechuga de pollo primero en la harina, sacudiendo el exceso, luego en la clara de huevo, después cubre con la mezcla de almendras y coloca en la bandeja para hornear. Rocía la parte superior del pollo con aceite. Hornea durante 6 minutos, gira y hornea durante 6 minutos más, hasta que el pollo esté bien cocido y el revestimiento se vuelva dorado.

Luego pasa el pollo con ese revestimiento dorado por la bandeja donde tienes las almendras, hasta que esté cubierto de ellas, vuelve a meterlo al horno, como por 5 minutos, vuelve a rociar un poco de aceite (esta vez si es en aerosol mejor), sácalo y tendrás un delicioso pollo.

Para servir, coloca una grande o dos pequeñas piezas de pollo en cada plato acompáñala con una ensalada.

Se ven apetitosas ¿no? Es hora de que prepares las tuyas ¡Buen provecho!




No hay comentarios

Añadir más