Consejos para descansar

Consejos para descansar lo suficiente

Los estudios han demostrado que se necesita el doble de tiempo para que las personas puedan observar si tienen un estrés crónico o están más relajados. Por esa razón y más, la voluntad de descanso es una de las piedras angulares de una buena salud y, lo más probable es, que no estás durmiendo lo suficiente.

Por ello, descansa:

Cada Hora Dos o tres minutos de silencio mental sostenido después de una hora de trabajo puede hacer maravillas. Gira la silla lejos de la computadora y cierra los ojos (si te preocupa lo que digan tus compañeros de trabajo, haz que te estás tocando la barriga y ten unos papeles en tus manos para que parezca que estás leyendo notas importantes).

Todos los días Coloca un CD en el reproductor de música, usa los auriculares, cierra  los ojos y toma una taza de té caliente endulzado con miel. Piérdete de la vista del resto de los demás durante 20 minutos para un tratamiento mini-spa; luego date un masaje en las manos con una loción de lavanda o salvia perfumadas, te sentirás más relajada.

Cada semana Toma de un día a la semana para ti misma. El sábado por ejemplo durante seis días a la semana colocas las necesidades de otras personas delante de ti y el trabajo. Los sábados puedes ir con tu familia al parque, o hacer un picnic largo. Pasa un día a la semana disfrutando de lo que eres y junto a los tuyos.

Cada mes Recibir un masaje. No hay nada más relajante que estar una hora en las manos de un masajista profesional. Los estudios han demostrado repetidamente que un masaje lava preocupaciones y aumenta la serotonina y la dopamina, las hormonas que te hacen sentir feliz y relajada. Si el dinero es el problema, recuerda ahorrar en cada quincena para tu masaje, no tiene que ser en el centro más caro, lo que importa es que quedes satisfecha y estés en manos de expertos.

Cada año Por lo menos una vez al año, debes tener unas vacaciones relajantes en las que no estés corriendo para visitar a familiares o estés tratando de hacer las maletas de dos semanas de visitas en siete días de vacaciones. Pasa una semana (o por lo menos unos días) en un lugar donde no tienes nada planeado. Dormir, leer junto a la piscina, pasear por la playa, observar las estrellas y sólo detenerte en el desayuno, almuerzo y cena.

No está difícil descansar, lo que tenemos es que aprender a administrar nuestro tiempo, recuerda dedicarte tiempo para ti misma, no todo el vida gira en torno a las preocupaciones.




No hay comentarios

Añadir más