Listos para el descanso

Cómo lograr que tu hijo aprenda a dormirse solo sin caer en el desespero

Hacer que tu hijo aprenda a dormirse solo, es una tarea engorrosa sobre todo cuando está acostumbrado a que lo acunes o amamantes antes de ir a la cama. Las necesidades de los niños cambian a medida que van creciendo por lo que una buena idea para enseñarles que llegó la hora de soñar y deben hacerlo por su cuenta, es que apliques ciertas estrategias que usas en el día a día para vincularlos con otras actividades.

A continuación te cuento lo que me funcionó con Irina, un plan estratégico que mi esposo y yo ejecutamos con mucha paciencia sin ver resultados inmediatos, si no después de tres meses de arduo trabajo.

La hora de dormir que sea una fiesta

Plan estratégico para que tu hijo aprenda a dormirse solo

Primer paso: muéstrale a tu hijo que el tiempo de ir a la cama llega siempre a la misma hora cada día. Por lo que créale un ritual especial para ello; por ejemplo:

  1. Dale de cenar temprano (sobre todo comida ligera que no le alborote el estómago y por ende lo aleje de un sueño confortable).
  2. Luego de la comida, procede a bañarlo. Es importante que en este paso utilices herramientas de ayuda como aromas especiales en la bañera o algún tipo de juego que lo haga siempre querer el baño antes de acostarse. Mientras tu esposo asean al bebé, vayan hablándole de que ya se acerca la hora de dormir.
  3. Luego de secarlo, ponle su pijama preferida, trata de que sean piezas que él asocie siempre con la cama. De manera que cuando vea que se la vas a poner, su cerebro le indique “sueño, sueño, sueño”.

El cuarto paso debería ser el momento de llevarlo a dormir, en una realidad ideal. Pero como la vida es un poco distinta a lo que “debería ser”, generalmente los niños después del baño cargan las baterías; allí es donde se viene el problema, puesto que la idea es que tu bebé aprenda a dormirse solo y no que dependa de ti para ello.

Aprende a disfrutar del sueño

En este sentido, el cuarto paso sería que comiences a ver a tu bebé como un ser humano que tiene características particulares y formas distintas de conducta. A estas alturas del partido, ya debes saber qué lo calma, qué le gusta hacer en particular para relajarse; eso precisamente es lo que ter ayudará.

En mi caso, me di cuenta casi por azar que a Irina la relaja un buen masaje en los pies mientras ve televisión (su comiquita preferida); ese precisamente es mi cuarto paso en la rutina diaria, relajarla con algo que le gusta, mientras ve televisión o escucha un cuento.

Tranquilidad que vale oroLlega el punto en el que la niña está tan tranquila, que puedo pararme de la cama, dejar de darle masajes y verla cómo cierra sus ojos casi por arte de magia. En resumen, se viene solo el mejor momento de mi día, la hora en la que las dos, por fin descansamos en realidad.

Los entendidos en el tema pueden proveerte de muchas ayudas para que tu hijo comience a dormir por su cuenta, pero aquí aparece un OJO que debes tomar en cuenta. Cada situación de vida es distinta a la otra, lo que funciona con las masas, puede que no resulte contigo y eso, no debes verlo como un problema, si no como la oportunidad de conocer mejor a tu bebé para darle lo que realmente necesita de ti y no lo que la sociedad quiere que le des.

 Me gustaría saber cuál es tu estilo en estas lides, puedes escribir tus comentarios en Facebook, Twitter, Google+ o Instagram.




No hay comentarios

Añadir más