Blush-Box1

Aprende a colocarte correctamente el blush

El blush, colorete o también llamado rubor, es un cosmético fundamental en nuestro neceser porque aporta ese color que a muchas les hace falta, y aporta vida al rostro. Aunque algunas mujeres también han tenido malas experiencias con éste cosmético a la hora de aplicarlo, porque no saben cual es el tono indicado ni como aplicarlo.

A continuación te dejamos algunos consejos para aplicar correctamente el blush sin quedar exagerada. ¡Es muy fácil!

Conoce un poco más sobre el blush

Para las mujeres de épocas pasadas como el Renacimiento, era imprescindible tener una tez blanca pero con las mejillas sonrosadas,  que hasta se pellizcaban con sus manos para crear este efecto. Pero, actualmente ya no tenemos que recurrir a esas técnicas porque existen maquillajes que nos facilitan la tarea.

Tipos de blush

En primer lugar debes saber que existen blush para cada tipo de piel. Para las pieles normales y secas, te recomendamos utilizar rubor en crema, será ideal. En cambio, si tienes la piel grasa o mixta, deberás elegir aquel que sea en polvo.

Elige el tono adecuado

A las pieles claras les van mejor los tonos rosados y melocotones, mientras que a las pieles morenas les van los colores marrones y tostados. ¿Ves como no es tan difícil?

Escoge la brocha indicada

Si tu rubor es en crema, es mejor aplicarlo con la brocha y extenderlo con los dedos. Procura utilizar una brocha de tamaño medio y con un mango largo, porque podrás realizar mejores movimientos y distribuir adecuadamente el blush sobre tu rostro.

Observa tu rostro

Cada tipo de rostro tiene su forma especial de aplicación del blush; su tu cara es redonda, el secreto es aplicarlo de forma triangular, trazando una linea imaginaria desde la comisura del labio hasta la sien, comenzando su aplicación desde la mitad de la mejilla hacia afuera.

Si tu rostro es alargado, aplicalo en forma horizontal desde el centro de las mejillas, difuminándolo de manera ascendente hasta llegar a las sienes.

Si tu rostro es ovalado, aplica el rubor en el centro de la mejilla, haciendo formas circulares, logrando así suavizar los rasgos.

 Mide la cantidad de rubor

Es importante no sobrecargar la brocha, quita el exceso de maquillaje antes de aplicarlo. También puedes quitar el exceso, pasando por tu rostro un pañuelo o aplicando polvos traslucidos.

 




No hay comentarios

Añadir más