La felicidad de comer bien

Prepara este desayuno nutritivo para tus hijos en solo 10 minutos

La pediatra de Irina, mi hija de dos años y medio, siempre me ha hablado de la importancia de ofrecerle a los niños un desayuno nutritivo que cubra las necesidades primarias del infante desde tempranito. Debo confesar que cuando la doctora me habló de eso pensé hasta en hacer un postgrado en nutrición, porque el asunto me sonaba super difícil.

Pero resulta que fue todo lo contrario, con un poco de investigación web y la ayuda de mi querida doctora, entendí que una buena nutrición debe basarse en ofrecer a tus chamos una alimentación equilibrada. En la que obtenga todos los nutrientes que su cuerpo necesita, sobre todo por el hecho de que están en una etapa de crecimiento.

Nutrición a la medidaPor eso, quiero comentarte sobre el desayuno que le preparé hoy a mi hija, más allá de que estuvo balanceado, solo lo hice en 10 minutos. Es decir, no necesitas instalarte en la cocina por dos horas para que tus niños estén bien alimentados.

A continuación la receta.

Ingredientes para preparar un desayuno nutritivo

Lo primero que debes tener en cuenta es trabajar con lo que tienes en la alacena y tratar de que el resultado final sea sabroso y atractivo para los chamos. En este caso yo utilicé:

  • Avena en hojuelas
  • Huevo
  • Azúcar
  • Cacao
  • Leche
  • Fresas
  • Aceite

Avena para todosHace poco descubrí que Irina es amante del dulce, como yo, desde entonces ese secreto ha sido mi aliado. Pero también tengo cuidado con utilizar azúcar procesada con mucha frecuencia por el daño que causa en el cuerpo, por lo que procuro sustituirla por miel o papelón.

La preparación

Aquí viene lo más emocionante, es realmente rápido. Sigue el paso a paso y lo notarás:

  • Mezcla con la ayuda de una licuadora una taza de avena en hojuelas, dos huevos, azúcar, Cacao y leche. Bate hasta que todo se una; el espesor de la mezcla dependerá de lo que quieras, si se te pasó un poco y está muy gruesa, puedes agregar más leche hasta darle la consistencia que deseas.
  • Calienta un sartén un agrégale una gota de aceite, la misma la debes esparcir con la ayuda de una servilleta a fin de que toda la superfice se impregne y la mezcla no se pegue.
  • Cuando esté lo suficientemente caliente, agarra una taza de la preparación y lánzala al fuego como una panqueca. Espera que esté cocida por ambos lados y sirve.
  • Puedes agregar más chocolate sobre la panqueca y adornar con fresas.

Resultado rico y saludable

Ten en cuenta que cada niño tiene sus propias necesidades, por lo que es de vital importancia que en lo que a nutrición se refiere, consultes con un experto en el tema. Cuéntame qué desayunos preparas para tus pequeños, puedes escribirme a través de Instagram, Facebook, Google+ o Twitter.




No hay comentarios

Añadir más